Skip to Content

Tuesday, September 17th, 2019

Kerber socorre a Cibulkova

Closed
by October 27, 2016 General

Una, dos y tres, así que falta solo una. Angelique Kerber, Svetlana Kuznetsova y Dominika Cibulkova obtuvieron una plaza para las semifinales de la Copa de Maestras, luego al cierre de la tercera jornada del Grupo Rojo solo había un interrogante: ¿Quién será la cuarta clasificada? La solución, mañana, viernes, tras el pulso que disputarán Agnieszka Radwansa y Karolina Pliskova (13.30). Una de las dos, la polaca o la checa, obtendrán el último billete, puesto que en el otro partido del día (10.00, Tdp) Garbiñe Muguruza ya no tiene ninguna opción y la veterana Kuznetsova ya resolvió su acceso con dos triunfos en las dos primeras citas.

Este jueves, otro día lluvioso y calorífico en Singapur, la victoria de Angelique Kerber contra la estadounidense Madison Keys socorrió a Cibulkova. Esta última necesitaba ganarle en dos sets a Halep y que luego la número uno, Kerber, le echase una mano. La alemana, a lo suyo siempre, muy metódica, se aplicó y no dio opción alguna a la norteamericana, batida por doble 6-3 (en 1h 01m). Kerber sigue sin salirse un ápice de su guion. Su tenis es, por encima de todo, solvente, y no precisa mucho más allá de la solidez para imponerse hoy día con comodidad.

Keys, la prometedora joven de Illinois, tuvo encima un mal día. Estuvo negada al servicio –52% de puntos retenidos con primeros saques y un ínfimo 20% con segundos (4 de 20)– y además no supo defenderse. Tan solo privó a Kerber de una bola de break de las siete que dispuso la alemana, así que la reina actual del circuito de la WTA tampoco tuvo que poner en exceso de su parte. Llega fresca a las semifinales, como primera clasificada del Grupo Rojo y con pleno de triunfos. Hinchada de moral, vaya.

Y ahora, además, Cibulkova le debe una. La eslovaca hizo su parte y aprovechó de la ayuda de Kerber. Compareció en el primer turno del día, con Halep al otro lado de la red. A priori la rumana era la favorita, pero su rival fue superior en un pulso durísimo (6-3 y 7-6). Terminó con la rodilla izquierda vendada y eliminada. Campeona este año en el Madrid Open, la de Constanza se marchó del Singapore Indoor Stadium de muy malas pulgas. “¿La rodilla? Bien, pero no quiero hablar de eso”, dejó claro de inmediato, nada más ponerse frente al micro.

Son entonces tres las agraciadas. Radwanska, defensora del título, y Pliskova, jugadora que trabó el arranque de Muguruza en el torneo, serán la cuarta.

Previous
Next