Skip to Content

Panamá requiere invertir en su gente

Closed
by July 29, 2017 General

En solo cinco décadas, Singapur pasó de ser un país pobre, a ser uno de los tres más ricos del mundo. ¿Cómo logró esto un país con pocos recursos naturales? Invirtiendo en su recurso más valioso: su gente. Específicamente, han desarrollado el mejor sistema educativo del mundo, y le ofrecen a Panamá un modelo.

Como directora de Innovación y Desarrollo de Knowledge Group, el año pasado tuve la oportunidad de asistir en Singapur al congreso, “Un viaje hacia el aprendizaje del siglo XXI: Definiendo el cambio”, organizado por Marshall Cavendish, proveedor líder en material curricular educativo en Singapur. Aquí comparto con ustedes algunos puntos destacados del congreso.

El profesor Dennis Kwek del Instituto Nacional de Educación (NIE) expuso las cuatro transiciones de reforma educativa que ha experimentado Singapur, para pasar de la supervivencia a la excelencia. La última de estas, que se inició en 2012, es una educación impulsada por los valores y centrada en los estudiantes, para formar ciudadanos del siglo XXI.

¿Qué destrezas tienen los ciudadanos del siglo XXI? Necesitamos personas con pensamiento creativo para resolver problemas innovadoramente. También necesitamos comunicarnos de forma efectiva, y trabajar de forma colaborativa. Es allí donde toman importancia valores como la tolerancia, la justicia social, la mentalidad abierta, la empatía y el respeto por los demás.

Mencionó el profesor Kwek que el primer ministro Goh Chok Tong disertó en 1997 sobre que era crítico motivar a los estudiantes para que aprendieran por el amor al aprendizaje, y no con el único objetivo de obtener buenas calificaciones en sus exámenes. Además, el ministro resaltó que el aprendizaje debe ser para toda la vida. Para encender esta pasión por el aprendizaje, debemos transformar la educación para que el actor principal sea el estudiante, en lugar del docente, y que las clases sean participativas, con estudiantes curiosos y comprometidos que hagan muchas preguntas, en lugar de impartir charlas magistrales.

El profesor Reinhold Steinbeck, otro de los oradores, nos recordó que necesitamos preparar a los estudiantes para trabajos que aún no existen, usando herramientas que no se han inventado, para resolver retos que aún no se han detectado. Nuestro único recurso es cambiar cómo analizamos los problemas, con la confianza y la competencia creativa para encontrar soluciones innovadoras a los asuntos cada vez más complejos.

Esta transformación se logra a través de modificaciones en los procesos de aprendizaje que desarrollan los estudiantes. El Dr. Yeap Ban Har expuso que debemos fomentar en ellos la metacognición, mediante la cual analizamos nuestros propios procesos de pensamiento, cuestionamos cómo llegamos a conclusiones, y prestamos atención a cómo explicamos los conceptos. Recalcó la importancia de ofrecer contenidos relevantes para los estudiantes a través de proyectos concretos que sean de su interés.

Finalmente, para mantener este interés y poder ofrecer contenidos personalizados, necesitamos incorporar herramientas digitales. El Dr. Chan Wai Hong mostró proyectos con tecnología de punta que inspiran a los estudiantes a ver más allá del presente, explorando las fronteras de lo que puede ser, y abriéndoles mundos de posibilidades.

Con provecho de las mejores prácticas a nivel mundial, Panamá puede elevar sus estándares de educación y crear un modelo que nos permita desarrollar ciudadanos del siglo XXI con pensamiento crítico innovador, que lideren con empatía. De esta manera, nuestro país podrá salir adelante, tal y como lo hizo Singapur.

La autora es directora de Innovación y Desarrollo de Knowledge Group

Previous
Next