Skip to Content

Pliskova y Kuznetsova salvan punto de partido y vencen a Radwanska y Muguruza

Closed
by October 24, 2016 General

La checa Karolina Pliskova y la rusa Svetlana Kuznetsova salvaron un punto de partido en cada uno de sus partidos del grupo Blanco, y derrotaron a la española Garbiñe Muguruza y a la polaca Agnieszka Radwanska, respectivamente, para sumar sus primeros triunfos en el Masters que se disputa en Singapur.

Fueron dos historias muy similares y completadas a base de reacciones cuando las dos ganadoras de la jornada estaban abocadas a la derrota. Pliskova se impuso a Muguruza por 6-2, 6-7 (4) y 7-5 en dos horas y 20 minutos, y Kuznetsova a la defensora del título, por 7-5, 1-6 y 7-5, en dos horas y 48 minutos.

Pliskova, una de las tres debutantes este año en el Masters, se ha convertido en una de las “bestias negras” de Muguruza. Lleva ya la checa cuatro victorias consecutivas, y Garbiñe no logra ganarla desde Roland Garros hace tres años.

No obstante, la española tuvo el partido en su mano. Estaba perdida a mitad del segundo set cuando cedía por 6-2 y 3-1, cuando los consejos de su entrenador, el francés Sam Sumyk, hicieron un efecto demoledor. “Tienes que hacerle trabajar más, hacer más intercambios, no resolver al primer tiro”, le dijo.

Y todo cambió a partir de ese momento, porque Garbiñe, ante una de las mejores sacadoras del circuito, ganadora este año de los torneos de Nottingham y Cincinnati, y quinta del mundo, que acabó con 14 servicios directos, bordó su mejor tenis.

Muguruza, semifinalista en el Masters el pasado año, ante Radwanska, recondujo la situación y tras ganar el segundo set con soltura y agresividad, se colocó con una ventaja de 4-0 y luego de 5-2 en el tercero, llegando a sacar dos veces para ganar el duelo.

Falló su oportunidad en el octavo juego, y en ese momento se produjo un bajón espectacular. “Tomate tu tiempo, no hay prisa, luego busca tu mejor golpe”, le recomendó Sumyk, aunque sus nuevos consejos no resolvieron esta vez, porque Pliskova ganó cinco juegos consecutivos aprovechando que Garbiñe estaba agobiada y desesperada en la pista.

Antes, Kuznetsova hizo de todo para ganar su encuentro. Además de recortar unos centímetros su rubia coleta en uno de los descansos, porque la molestaba en los desplazamientos, “Sveta” lloró, se golpeó con su raqueta en la pierna, fruto de la desesperación, pero al final, y después de una larga y dura lucha, logró la victoria en un trepidante encuentro en el que demostró su veteranía.

Todo se puso en su contra al principio en la repetición de este duelo que tuvo lugar en este torneo en 2008, con victoria de la polaca, pues Svetlana había llegado a Singapur desde Moscú, sin tiempo apenas para descansar tras lograr el segundo de sus dos títulos esta temporada el sábado, obteniendo así la última plaza para el Masters.

Ni el desfase horario, ni el cansancio, ni siquiera la diferencia de la pista fue un obstáculo para Kuznetsova que tardó en reaccionar, pero tras aceptar los consejos de su entrenador, el español Carlos Martínez, cuando perdía por 4-1 en el primer parcial, supo reconducir esta manga.

“Estás esperando un poquito y se te cae la bola. Es muy diferente la pista (a la de Moscú) pero te vas a ir haciendo a ella”, le dijo Martínez, quien estuvo acompañado en pista por la española Arantxa Sánchez Vicario, embajadora de la WTA.

Nueve años después de su última intervención en el torneo de las Maestras, Kuznetsova, la más veterana, con 31 años, de las ocho que compiten este año regresaba a esta competición con las pilas cargadas pero agotada por el esfuerzo físico y mental en capital soviética.

Siguiendo las directrices de su técnico, “Sveta” fue capaz de igualar 4-4 y con una nueva rotura sacar para ganar el set, algo que consiguió al tercer intento en 50 minutos.

Pero en el segundo set, “Aga” se puso por delante 2-0 y luego mantuvo su frialdad para hacerse con este parcial en 37 minutos. Todo parecía a su favor en el tercero cuando también logró un prometedor 2-0 pero la polaca no contaba con la tenacidad de la jugadora de San Petersburgo, que luchó hasta el final, abortó una bola de partido, y logró en su tercer intento, vencer a la número tres del mundo.

Con esta victoria, el balance entre ambas sigue favoreciendo a la jugadora rusa, con 13-5, vengándose así Kuznetsova del último enfrentamiento, este año en los cuartos de Wuhan (China). EFE.

Previous
Next