Skip to Content

Thursday, November 14th, 2019

¿Por qué ahora es tan difícil obtener un “upgrade” a primera clase cuando viajamos?

Closed
by August 26, 2016 General

Hasta hace poco, si usted tenía un status de élite intermedio en una aerolínea, podía apostar a que obtendría un ascenso de clase económica a ejecutiva o primera clase en muchos, si no la mayoría, de sus vuelos. Pero ya no más. En estos días, obtener un ascenso se ha convertido en una excepción más que la regla para los viajeros frecuentes. Aquí el por qué.

Clase turista, pasajeros de élite

“Cada vez es más complicado obtener un ascenso”, explica Gary Leff, fundador del blog especializado en puntos y millas View from the Wing, “porque las aerolíneas están monetizando los asientos en primera clase de un modo que no solían hacerlo antes”.

Una economía más saludable en Estados Unidos y otros países se traduce en un mayor número de viajeros Premium – y más gente dispuesta a pagar por un ascenso. Además, dice Leff, las tarifas en primera clase no son tan caras como solían ser, así que resulta más sencillo que los viajeros sean seducidos para comprarlas.

Unas cuarenta aerolíneas, incluyendo Singapore, Etihad y Virgin Atlantic, están ahora ofreciendo asientos en la zona Premium a través de una plataforma de subastas llamada Plusgrade. La mayoría de ellas le permite hacer la oferta una semana antes de su salida y le notifica en unos cuántos días si usted ganó la subasta. Y como era de esperarse, cada una de las ofertas exitosas obtiene un lugar que en otro tiempo hubiera sido para un viajero frecuente -sin ningún costo adicional.

Las aerolíneas americanas legendarias se han resistido hasta ahora a esta tendencia, pero la disponibilidad de ascensos por aeronave ha disminuido.

Las principales fusiones de aerolíneas -como las de Delta y Northwest, United y Continental y, más recientemente, American Airlines y US Airways – han concentrado el número de viajeros frecuentes elite en unos cuantos programas. Mientras que el número de viajeros frecuentes que compite por un espacio en primera clase ha aumentado, el número de asientos de primera clase en cada avión ha permanecido igual.

Todo esto cambia la dinámica de la oferta y la demanda. Dice Leff: “Teniendo en cuenta lo difícil que es conseguir un ascenso, se está incentivando a los pasajeros a confirmar sus ascensos por adelantado, por ejemplo redimiendo sus millas. Hay más millas en circulación ahora, tantas, que eso también se ha vuelto más sencillo”. Cuantos más viajeros frecuentes hagan uso de esas millas para confirmar sus ascensos con anterioridad, más viajeros de élite permanecerán en la parte trasera del avión.

Previous
Next